Lasaña de pollo

Lasaña de pollo

Lasaña de pollo

Lasaña de pollo realizada con restos de otras comidas. Aprovechamiento de restos. Receta fácil.

La lasaña es un plato de pasta en capas que tiene sus orígenes en la región de Emilia-Romaña en el norte de Italia. La palabra «lasaña» proviene del término italiano «lasagne», que se refiere a las láminas de pasta que se utilizan en la preparación del plato.

Aunque la lasaña moderna se asocia con la cocina italiana, su origen se remonta a la época de los antiguos griegos y romanos, quienes ya preparaban platos de pasta en capas. Sin embargo, la lasaña tal como la conocemos hoy en día, se popularizó en Italia durante la Edad Media.

La receta clásica  incluye láminas de pasta intercaladas con una salsa de carne (generalmente de res, cerdo o cordero) y una salsa de tomate, cubierta con queso rallado y horneada hasta que esté dorada y crujiente.

Hoy en día, existen muchas variantes de esta receta, incluyendo opciones vegetarianas, con mariscos, de pollo, y de verduras, entre otras.

Es un plato muy popular en todo el mundo y se puede encontrar en casi todos los restaurantes italianos. También se ha convertido en una comida casera popular y es frecuentemente preparada para ocasiones especiales y eventos familiares.

lasaña de pollo

Ingredientes:

  • Sobras de pollo asado o guisado
  • Un brick de salsa bechamel ya preparada
  • Una taza de tomate frito
  • 150 gr de queso graso rallado
  • 50 gr de queso parmesano rallado
  • Láminas de lasaña (dependiendo de la cantidad de restos de carne que tengamos)
  • Una cucharadita de mantequilla

Preparación:

Empezamos pre-calentando el horno a 180º.

Cocemos la pasta según las instrucciones del paquete.  Colocamos sobre un paño seco, que no sea de rizo.

Limpiar el pollo de pieles y huesecillos.  Desmenuzamos.

Engrasar una fuente para horno con la mantequilla y montar la lasaña en el siguiente orden: la pasta, el pollo, un poco de tomate frito, un poquito salsa bechamel,  y algo de queso graso rallado.  Repetir las capas tantas veces como las sobras lo permitan. Terminar con pasta.

Verter la restante salsa bechamel sobre la lasaña y espolvorear el queso parmesano.  Gratinar durante 5 minutos (hasta que veamos que haya cogido un poco de color tostado por encima).

Servir caliente.

lasaña de pollo

Otras recetas que te pueden interesar:

postres de chocolate

pastel de verduras

crema de puerros

tarta de chocolate

tarta de queso

 

ÚLTIMAS RECETAS

Blog Recetas chinas (en inglés)

comida china
Si te gusta, da a compartir: