Thermomix - recetas de cocina ... ...

Huevos de ganso con sorpresa

Huevos de ganso con sorpresa
Huevos de ganso con sorpresa

Huevos de ganso con sorpresa. Se llama comúnmente ganso u ocas a algunas aves de la subfamilia Anserinae, de la familia Anatidae, aunque también se denomina así a algunas aves de la subfamilia Tadorninae, así como a la especie Anseranas semipalmata, de la familia Anseranatidae.

Actualmente la única empresa en España que se dedica a la producción y comercialización de huevos de ganso, está en Avila y se llama Ganso Ibérico de Dehesa – Inddeco.

Los huevos de ganso son de tamaño XXL, es decir, tres veces mayor que los huevos de gallina.  Se caracterizan por el predominio de la yema por sobre la clara, una textura más firme y un sabor ligeramente más intenso. Al no producirse a escala industrial, suelen provenir de animales criados y alimentados naturalmente.

Sobre la manera de cocinarlo, pues es igual que los demás huevos de galllina, y referente a su aporte alimenticio constituyen una buena fuente de proteínas y minerales, aunque el de ganso presenta una contra que obliga a consumirlo en dosis moderadas: contiene, en proporción, mayores niveles de colesterol.

Ahora que ya sabemos un poco sobre el ganso y sobre los huevos de ganso, vamos a hablar un poco del huevo: (en general)  de toda la vida se ha dicho que el huevo es blanco por fuera y amarillo por dentro, independientemente del tipo de animal que provenga, pero…..¿y que cara pondrían nuestros amigos, al invitarles a comer, y presentar unos huevos blancos por dentro y amarillos por fuera?…sí, sí,…unos huevos dorados o también llamados huevos invertidos.

Se quedarían boqui-abiertos, seguro.

Pues es muy fácil, manos a la obra y vamos a aprender a como hacer huevos cocidos tipo sorpresa e  invertir unos huevos a dorado:

Ingredientes:
– Huevos
– Una media de nylon
– Una linterna
– Cinta adhesiva

1- Forrar el huevo con la cinta adhesiva (para evitar posibles «problemillas»)
2- Después metemos el huevo en la media de nylon, dejándolo en la parte central, hacemos dos nudos justo a ambos lados del huevo (para evitar que se mueva de la media) y sujetando la media por los extremos le damos vueltas y la hacemos girar.

Para asegurarnos que lo hemos hecho bién, vamos a una habitación oscura e iluminamos con una linterna el huevo.
En la imagen de arriba, lo vemos: la imagen de la izquierda muestra el huevo antes de agitarse, la imagen de la derecha, muestra el huevo ya después de agitado.

3- Cocer el huevo durante 7 minutos. Pasarlo a un bol con agua muy fría, y dejarlo allí unos 10 minutos. Pasado ese tiempo, ya se puede pelar y servir.

Espero que os haya gustado.

Pastel de verduras gratinado con calabacín

Crema de puerros con pescado blanco

Tarta de queso al horno

ÚLTIMAS RECETAS

Si te gusta, da a compartir: