Thermomix - recetas de cocina ... ...

Sopa de cebolla

Sopa de cebolla

Sopa de cebolla

La sopa de cebolla es un caldo en el que el principal ingrediente es la cebolla caramelizada. Es una de las sopas más conocidas. Hoy en día es una de las sopas instantáneas más populares, pudiéndose encontrar en casi cualquier supermercado de occidente.

Ingredientes:

  • 1 kg de cebollas
  • 1 dl de aceite de oliva
  • 1 lt de caldo de carne
  • 1 dl de vino blanco
  • 100 gr de rodajas de pan del día anterior de grosor medio
  • 100 gr de queso rallado mezcla gruyére y emmental
  • Pimienta molida
  • Sal

Preparación:

Empezamos cortando y rehogando la cebolla.  En una cazuela de fondo grueso, calentamos el aceite de oliva, agregamos las cebollas peladas y cortadas en rodajas muy finas.  Tapamos la cazuela y dejamos cocer de 20 a 25 minutos, a fuego suave, hasta que estén muy blandas y empiecen a dorarse ligeramente.

Para evitar el lagrimeo al cortarlas, introducirlas una hora antes en el refrigerador.   Cuando estén frías, pelarlas, pasarlas por el chorro de agua fría y cortarlas después.

Ahora añadimos el vino y el caldo.  Destapamos la cazuela cuando la cebolla se dore y continuamos la cocción hasta que empiecen a caramelizarse.  A continuación, mojamos con vino blanco y añadimos en seguida el caldo de carne.  Dejar que todo se mezcle bien con las rodajas de cebolla.  Luego salpimentar, comprobar el sabor y cocer a fuego muy bajo durante unos 10 minutos más.   Mientras tanto, tostar en el horno las rebanadas de pan.

Vamos a gratinar.  Repartir la sopa en una sopera grande o si se prefiere, en pequeños boles individuales.  A continuación, colocar por encima las rebanadas de pan tostadas previamente en el horno y espolvorear por encima con la mezcla de queso rallado, gruyére y emmental.  Ahora metemos la sopera o los boles en el horno bajo el grill hasta que la sopa esté bien gratinada y el queso se haya fundido o adquirido un color tostado. Servir enseguida.

NOTA:  la cebolla cocida posee propiedades laxantes.  Además, es rica en vitamina C.  Un zumo de cebolla por las mañanas constituye un excelente remedio contra las infecciones, a la vez que es un buen reconstituyente.  Por último, si se toma cruda, debemos recordar que actúa como diurético.  Para evitar el mal aliento, solo hay que tomar unos granos de café.

ÚLTIMAS RECETAS

Si te gusta, da a compartir: