Solomillo al horno relleno

Ad Blocker Detected

Our website is made possible by displaying online advertisements to our visitors. Please consider supporting us by disabling your ad blocker.

SI TE GUSTA....DALE A COMPARTIR

Solomillo al horno relleno

Solomillo al horno relleno

Solomillo al horno con salsa.

Cómo hacer solomillo al horno.

Esta receta de solomillo al horno está indicada para ocasiones especiales, en las que recibimos visitas de amigos o familiares, y queremos preparar algo no muy caro, y que se pueda hacer con tiempo de antelación, así cuando lleguen nuestros invitados, podremos estar con ellos.

Igualmente, aunque no tengamos visitas, es un plato ideal para el fin de semana, es muy fácil de preparar y como seguramente sobrará, pues ya tenemos apaño para el día siguiente.

Ingredientes de nuestro solomillo al horno con patatas:

  • 1 kg solomillo de cerdo
  • 2 cubitos de caldo de carne (tipo Knorr, Avecrem, Maggi, etc. )
  • 4 cucharadas (de sopa) de aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharadas (de sopa) de ron o whisky
  • 2 cebollas pequeñas picadas
  • 4 salchichas frescas o longanizas
  • Para el relleno (pasas, orejones, etc, lo que más nos guste)
  • 4 manzanas golden
  • Ajo en polvo
  • Laurel
  • Pimentón dulce
  • Un poco sal
  • Un chorrito de vino blanco y otro de agua

Preparación de nuestro solomillo de cerdo al horno:

Empezamos pre-calentando el horno a 150º.

En un vaso alto o similar, desmenuzamos los cubos de carne con el aceite de oliva, sal, pimentón, ajo y el licor, hasta obtener tipo una masa o pasta.

Picamos muy fino las cebollas y las añadimos a las salchichas o longanizas (sin piel).  Añadimos lo que queramos para el relleno, mezclamos.

Cogemos el solomillo y lo abrimos longitudinalmente por la mitad, lo rellenamos con el preparado anterior.

Lo cerramos, atamos con un hilo o cuerda de cocina (de venta en los chinos), y lo untamos con el preparado de la pasta o masa que hicimos.

Lo echamos en una fuente de ir al horno.

Regamos con un poquito de agua y vino blanco, para que no quede seco.

Lo llevamos al horno durante 1 hora, y a mitad de tiempo le damos la vuelta.

Cortamos las manzanas en rodajas y le quitamos el hueso.  Cuando termine la carne, introducimos la manzana y volvemos a llevar al horno durante 1 hora más.

Lo vamos controlando, si vemos que se queda sin liquido, echamos un poco más, incluso si vemos que ya está hecho antes de tiempo, lo retiramos del horno, ya sabeis que los hornos varían de unos a otros.

Igualmente se puede acompañar de arroz al horno.

Otras recetas que te pueden interesar aparte de nuestro solomillo al horno fácil:

postres de chocolate

pastel de verduras

crema de puerros

tarta de chocolate

tarta de queso

solomillo al horno relleno

Recetas de solomillos de cerdo al horno.

Beneficios de cocinar carne al horno.

Cocinar carne al horno es una técnica culinaria popular que ofrece una serie de beneficios. Desde la facilidad de preparación hasta la deliciosa y jugosa textura que se logra, el horno es una herramienta versátil para cocinar carne. En este artículo, exploraremos los beneficios de cocinar carne al horno y cómo puede mejorar tus comidas.

  1. Facilidad de preparación: Cocinar carne al horno es relativamente fácil. Todo lo que necesitas hacer es sazonar la carne, colocarla en una bandeja para hornear y luego meterla en el horno precalentado. No es necesario estar constantemente vigilando o volteando la carne como en otras técnicas de cocción. Esto hace que sea una opción conveniente para aquellos que tienen poco tiempo o experiencia en la cocina.
  2. Distribución uniforme del calor: El horno proporciona una distribución uniforme del calor alrededor de la carne. Esto permite una cocción pareja y evita que partes de la carne queden crudas o sobre cocidas. La temperatura constante y controlada del horno asegura que la carne se cocine de manera uniforme desde el exterior hasta el interior, obteniendo así resultados consistentes.
  3. Retención de los jugos y sabores: Al cocinar carne al horno, los jugos naturales y los sabores se conservan mejor en comparación con otras técnicas de cocción. La carne se cocina en su propio jugo, lo que ayuda a mantenerla jugosa y tierna. Además, al hornear, los sabores se concentran, lo que resulta en una carne más sabrosa y deliciosa.
  4. Versatilidad culinaria: El horno ofrece una amplia gama de opciones para cocinar carne. Puedes asar un trozo entero, hacer un asado, hornear muslos de pollo, preparar costillas, entre muchas otras opciones. Además, puedes combinar la carne con otros ingredientes, como verduras y condimentos, para crear platos completos y sabrosos.
  5. Cocina sin supervisión constante: Una vez que colocas la carne en el horno, no necesitas estar constantemente pendiente de ella. Esto te permite realizar otras tareas mientras la carne se cocina. Puedes aprovechar este tiempo para preparar otros acompañamientos o simplemente relajarte hasta que la carne esté lista. Esta característica hace que el horno sea una opción práctica cuando tienes invitados o cuando necesitas cocinar grandes cantidades de carne.
  6. Textura crujiente: Si buscas una textura crujiente en la carne, el horno es una excelente opción. Al asar la carne a una temperatura más alta, se forma una capa dorada en el exterior que le da a la carne una textura crujiente y deliciosa. Esta textura es especialmente apreciada en platos como el cordero asado o el cerdo desmenuzado.
  7. Fácil limpieza: A diferencia de otras técnicas de cocción, como freír o saltear, cocinar carne al horno tiende a generar menos desorden. La grasa y los jugos se acumulan en la bandeja para hornear, lo que facilita su limpieza posterior. Simplemente debes retirar la bandeja y lavarla con agua y jabón.

En resumen, cocinar carne al horno ofrece una serie de beneficios que incluyen la facilidad

 

solomillo al horno relleno

[otw_is sidebar=otw-sidebar-3]

 


SI TE GUSTA....DALE A COMPARTIR
Tags:
Buy website traffic cheap