Bacalao empanado con salsa holandesa

Bacalao empanado con salsa holandesa

Bacalao empanado con salsa holandesa

La salsa holandesa es una salsa emulsionada caliente, hecha con mantequilla clarificada, yemas de huevo, jugo de limón, y una pizca de sal y pimienta. Es una salsa suave y cremosa, con un sabor ligeramente ácido.

Aquí te dejo una receta para hacer esta salsa en casa:

Ingredientes:

  • 3 yemas de huevo
  • 1/2 taza de mantequilla clarificada
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1/4 cucharadita de sal
  • Una pizca de pimienta negra molida
  • Agua caliente

Instrucciones:

  1. Derrite la mantequilla en una cacerola pequeña a fuego medio-bajo. Retira la cacerola del fuego cuando la mantequilla esté completamente derretida y se forme una espuma en la superficie. Deja reposar la mantequilla durante unos minutos para que las impurezas se depositen en el fondo de la cacerola.
  2. Separa las yemas de huevo de las claras y coloca las yemas en un bol mediano. Agrega el jugo de limón, la sal y la pimienta. Bate todo junto con un batidor de varillas hasta que los ingredientes estén bien mezclados.
  3. Agrega una cucharada de agua caliente a las yemas de huevo y bate vigorosamente hasta que estén espumosas.
  4. Añade la mantequilla clarificada poco a poco, batiendo constantemente, hasta que la mezcla esté suave y espesa.
  5. Si la salsa está demasiado espesa, agrega un poco más de agua caliente hasta que tenga la consistencia deseada.
  6. Sirve la salsa holandesa caliente sobre tus platos favoritos, como huevos benedictinos, verduras al vapor, pescado o carne.

¡Disfruta de tu deliciosa salsa holandesa casera!

Ahora vamos con nuestra receta:

Bacalao empanado con salsa holandesa

Ingredientes:

  • Sobras de bacalao frito o a la plancha
  • 2 huevos
  • Pan de molde (rodajas finas)
  • 3 pepinillos en vinagre
  • Una tacita de salsa holandesa
  • Aceite de oliva para freir

Preparación:

Limpiar el pescado de espinas y pieles y ponerlo en un plato.  Cortamos los pepinillos en rodajas finas.

Untamos las rebanadas de pan con la salsa holandesa y repartimos el bacalao y los pepinillos por encima (en una mitad de la rebanada), luego lo doblamos (como si fuera un bocadillo).  Lo pinchamos con un par de palillos para que no se abran.

Batimos los huevos y mojamos los sandwiches de bacalao.

Freímos en aceite muy caliente y servimos.

Es un entrante ideal o como aperitivo.

 

El bacalao es un pescado blanco que es muy apreciado en todo el mundo por su sabor y textura únicos, y es una excelente fuente de proteínas y otros nutrientes importantes. A continuación, se presentan algunas de las propiedades nutricionales y beneficios para la salud de este pescado:

  1. Proteína: es una excelente fuente de proteínas de alta calidad. Una porción de 100 gramos de bacalao contiene alrededor de 20 gramos de proteína, lo que representa aproximadamente el 40% de la ingesta diaria recomendada de proteína para un adulto.
  2. Ácidos grasos omega-3:  es una de las mejores fuentes de ácidos grasos omega-3, que son esenciales para la salud del cerebro, el corazón y el sistema nervioso. Los ácidos grasos omega-3 también tienen propiedades antiinflamatorias y pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas como enfermedades cardíacas, artritis y enfermedades autoinmunitarias.
  3. Vitaminas: es una buena fuente de vitaminas del complejo B, incluyendo vitamina B12, que es esencial para la producción de glóbulos rojos y el funcionamiento del sistema nervioso. El bacalao también contiene vitamina D, que es importante para la salud de los huesos y los dientes, y para el sistema inmunológico.
  4. Minerales:  es una buena fuente de minerales como el fósforo, que es importante para la salud de los huesos y los dientes, y el selenio, que es un antioxidante que puede ayudar a prevenir el daño celular y reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

En general,  es un pescado muy nutritivo y beneficioso para la salud. Se puede preparar de muchas maneras diferentes, lo que lo convierte en una excelente opción para una variedad de comidas saludables y deliciosas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que algunos métodos de cocción pueden reducir los beneficios para la salud del bacalao, como freírlo en aceite o agregarle demasiada sal. Por lo tanto, es mejor cocinarlo al vapor, a la parrilla o asado al horno para mantener sus propiedades nutricionales.

ÚLTIMAS RECETAS

Blog Recetas chinas (en inglés)

comida china
Si te gusta, da a compartir: