Thermomix - recetas de cocina

12 – Carnes – Solomillo Wellington

Si te gusta, da a compartir:

gif,GIF89a%01%00%01%00%80%00%00%00%00%00%FF%FF%FF%21%F9%04%01%00%00%00%00%2C%00%00%00%00%01%00%01%00%00%02%01D%00%3B - 12 - Carnes - Solomillo Wellington

12 – Carnes – Solomillo Wellington

12 – Carnes – Solomillo Wellington. El Buey Wellington es una forma de preparar el lomo de buey cubierto con paté (a menudo paté de fuagrás) y duxelles, envuelto luego en jamón, hojaldre y horneado.1​ Algunas recetas incluyen envolver la carne cubierta en un crepe para retener la humedad y evitar que el hojaldre se humedezca.

Puede envolverse y cocerse un lomo entero, que luego se corta en rodajas para servirlo, o bien puede cortarse el lomo en rodajas individuales antes de envolverlas y hornearlas. Pueden añadirse muchas especias para mejorar el sabor, como por ejemplo curry, pimienta de Jamaica, cualquier mezcla de especias para parrilla o jengibre.

La Navidad es una de las épocas festivas del año en que quizás más comida se elabore y se prepare, ya que generalmente en la noche de nochebuena y fin de año, se suelen hacer reuniones familiares o con amigos, y se suele cocinar algo un poco más elaborado.

Hay muchos hipermercados que te ofrecen la comida ya preparada, que solo la tienes que calentar ligeramente en casa, y la verdad, es una gran ayuda, pero los precios a veces se nos disparan un poco de nuestro presupuesto.

Para ello, he elegido una serie de recetas de Navidad o recetas un poco más de fiesta, muy fáciles de preparar y que las encontraréis en muchos de éstos platos preparados que os he indicado antes, así tendréis un plato de fiesta, hecho por nosotros (son fáciles) y asequible al bolsillo.

Vamos a ello:

Ingredientes:

  • 300 g de champiñones
  • 100 g de cebolla
  • 2 cucharadas de brandy o similar
  • 120 ml de nata para cocinar
  • 1 solomillo de cerdo de 500-600 gr
  • 100 g de jamón serrano en lonchas finas
  • 75 g de paté de hígado de ave o cerdo
  • 400 g de hojaldre en una placa rectangular
  • 1 huevo batido
  • Sal
  • Pimienta
  • Tomillo

Preparación:

Empezamos haciendo la crema de champiñones: con una picadora eléctrica, picamos muy finamente la cebolla y los champiñones, por separado.  Sofreímos  la cebolla en una sartén grande con un par de cucharadas de aceite, y cuando esté translúcida añadimos los champiñónes picados. Rehogar a fuego medio durante un par de minutos y veamos que toma un ligero color dorado.

Añadimos un poco de tomillo, sal, pimienta y el licor.  Mezclamos y añadimos la nata.  Dejamos que espese un poco.

Esta pasta se puede hacer hasta con un par de días de antelación y guardarla refrigerada.

Ahora nos ponemos con la carne: eliminamos los nervios y grasa de la carne. Secamos con papel de cocina y lo atamos (con una cuerda delgada de cáñamo –  también llamada cuerda de cocina), para formar o conseguir un rulo de carne de tamaño más o menos igual por todos los lados. Salpimentamos.

En una sartén con un poco de aceite de oliva, doramos la carne, a fuego lento para que penetre el calor por todos los lados.

Una vez dorada la carne, la envolvemos en papel de aluminio, formando un saco hermético y dejamos que se enfríe por completo.

En una superficie lisa y limpia, colocamos 3 capas de film de plástico.  Ponemos encima una capa de jamón igual de ancha que el solomillo, con las lonchas montándose ligeramente unas sobre las otras.

Distribuímos por encima la pasta de champiñones.

Cogemos la carne, quitamos el hilo y la colocamos encima de este preparado.  Untamos con paté por todos los lados.

Con la ayuda del film de plástico, hacemos un rollo con todo el preparado. Apretamos bien.  Envolvemos con más film y lo guardamos en la nevera unas 3 horas.

Precalentamos el horno a 200º, con calor arriba y abajo.  Preparamos una bandeja de horno con una hoja de papel vegetal o papel de horno.

Extendemos la placa de hojaldre.  Retiramos el film de plástico de la carne y la colocamos sobre el lado más estrecho.  Enrollamos la carne sobre el hojaldre hasta que quede cubierta por completo.  Pintamos con huevo batido la parte donde se une la masa y cortamos el hojaldre sobrante.

Introducimos el solomillo sobre la bandeja del horno y pincelamos nuestro solomillo Wellington con huevo batido.

Horneamos durante 25 minutos hasta que veamos que el hojaldre está dorado por todos los lados.

Una vez horneado, lo dejamos reposar unos 15 minutos y a continuación lo cortamos en lonchas (con un cuchillo de sierra) en lonchas de unos 3 cm de grosor.

Lo podemos acompañar de una ensalada o puré de patatas.

Si te gusta, da a compartir: